jueves, 21 de junio de 2012

Una Mamá Diabética

Cuando se padece esta condición y de ti depende una familia, específicamente tus hij@s. Sientes más responsabilidad sobre ell@s, desde el momento que nacen. Empieza la preocupación si vendrán sanos y más en mi caso de Diabetes Gestacional. Gracias a Dios mis dos hijos son sanos, llevé un embarazo con los cuidados normales de alimentación, glucemia controlada, caminatas, etc. dirigida con ayuda profesional.

La alimentación que inicialmente es con lactancia materna, pude ofrecerla y disfrutar esa etapa tan hermosa con mis hijos. Uno de los cuidados en mi tratamiento fue continuar con insulina, las pastillas no son recomendadas al momento de la lactancia. Cuando empiezan a consumir otros alimentos como frutas, verduras y vegetales yo evitaba usar azúcar. Creo que es normal querer proteger a tus hijos, la dificultad no está en casa si no en reuniones familiares, en el colegio, fiestas, etc.

Los niños van creciendo y compartiendo con otros de su edad, que los invitan a probar otras cosas o quizás en una fiesta de cumpleaños descubren otras chucherías, les ofrecen jugos de cajita (contienen mucha azúcar), he aprendido que cuando es algo eventual se puede permitir.

Todo el tema de la alimentación y los "cuidados" que una madre le quiere brindar a sus hijos, algunas veces llega a ser sobre protección.

El ser Diabética no me convierte en una madre especial, al contrario siento que tengo mayor responsabilidad para evitar un daño a futuro, hacia a mis niños a que no padezcan Diabetes. A pesar de, que me acostumbré a la condición, quiero que mis hijos tenga una infancia, niñez, adolescencia, adultez y hasta llegar a la tercera edad ( muy probable ya no esté aquí), siendo sanos. Es lo ideal, pero de ello depende la crianza, educación, el entorno, etc., etc.

PicsArt_1340287937209.jpgPicsArt_1340288544968.jpgDebemos acostumbrar a nuestros hij@s desde pequeños a comer vegetales y frutas, actualmente estoy en la etapa de incluirle más vegetales a mi hijo mayor, empiezo a inventar mezclas como por ejemplo panquecas con zanahoria o cambur, tortilla con calabacín. A presentarle los platos de manera divertida, como figuras de Mickey Mouse y estrellas.


Considero que lo que hace falta, es tener la voluntad y las ganas de hacerle este proceso a nuestros hij@s lo más normal y divertido posible. Así se convertirá en un hábito.

La parte de juegos también la disfruto en conjunto con mi esposo, hoy en día hay cantidades de videojuegos, programas de TV y esto está haciendo que los niños y jóvenes involuntariamente mantenga una vida sedentaria. Algunos no les queda más remedio que hacerlo, ya que papá y mamá están trabajando. Hay que reflexionar sobre esto, tomarse un tiempo de ir a un parque, un jardín o si no queda remedio en casa.

Hay diferentes juegos mi preferido es con la pelota o jugar con un globo jajajaja, la última evita partir cosas en casa. Alternativas siempre hay, a mi hijo mayor le encanta correr, jugar pelota y bailar. Es mi orgullo, no les cuento mucho de mi hijo menor apenas tiene 4 meses, pronto jugará con pelota jaja.

Saber vivir con Diabetes es proponer ideas, ser creativo y ofrecerle a tus hijos una vida sana de manera divertida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario