martes, 23 de agosto de 2011

Adaptación a esta nueva condición de Diabetes en tiempo Record

Continua la historia, luego de estar 4 días hospitalizada. Es el momento de darme de alta, me remiten con la Internista que atendió mi caso en emergencia. Ella me mandó a comprarme un Glucómetro (equipo que mide la Glucemia Capilar), para hacer un chequeo de las glucemias antes y dos horas después de comer. Les confieso que el aparatico al principio hasta asusta, gracias a Dios mi esposo le encanta leer manuales (así que me apoyé con él). Luego de entender como funciona, consiste en pinchar cualquier dedo de la mano y con una gotica de sangre ya puedes saber como está la glucemia.

Después vino lo mejor, tuve que aprender a inyectarme en tiempo record es decir con una explicación de la Doctora. Parece mentira, ni yo confiaba en mi pulso jajaja, lo importante fue que lo logré y la insulina que me recetó fue Lantus. Me sugirió apoyarme con una Nutrogola (Internista y Nutricionista en Diabetes).

Señores aquí empiezo a creer más en ángeles. Esta Nutrióloga fue mi maestra, consejera, se podría decir que hasta ángel. Una de esas doctora que trabajan por vocación, no le importaba que la llamara hasta en la madrugada. A esta consulta me llevé muchas preguntas, la mayoría hacía referencia a que podía comer que no me subiera el "azúcar". Suena extraño, pero allí me di cuenta que muchos pensábamos que solo las cosas dulces suben la Glucemia. Recuerdo que una de las cosas que criticaba e incluso me burlaba de esas personas que hablaban en cantidades de Carbohidratos para dietas, me parecían superficiales. Pues desde ese momento me quito el sombrero antes las personas que dominan ese tema (raciones, vegetales, harinas, carnes grasas, aceite sano, etc).

Para resumirles la Nutrióloga me programó un Plan de Alimentación, con un máximo de consumos en carbohidratos al día, una rutina de ejercicios recuerdo que consistía en caminar 20 minutos si era posible diariamente. Y las insulinas que me recetó fueron Humalog (con efecto a corto plazo) y Lantus con efecto por 24 horas. Todo sonaba muy fácil, pero imagínate cambiar tus hábitos alimenticios de 30 años de un día para otro. Señores no es nada fácil empezando por el entorno familiar, después la reuniones sociales, si estaba en la calle tenía que correr a un baño medirme la glucemia, para saber cuánto me iba a inyectar de insulina...un proceso algo tedioso.

La idea de este blog y de contarles esto, no es hacerlo un drama. Con el corazón les digo que quiero apoyar a personas que pasen o estén viviendo por algo como esto. Y que si no fuera por el apoyo familiar que yo tuve, desde que mi esposo se sumo conmigo a este reto....(se me vuelven aguar los ojos no se crean, es que revivo el momento). Uno no la pasaría nada fácil. En el próximo capítulo voy a comentarles más del proceso de aceptación a tener Diabetes.

2 comentarios:

  1. Se lo que ha significado esto para ti y me alegra el que quieras compartir tu experiencia para ayudar a otras personas con este cambio en sus vidas.

    Sigue adelante.

    ResponderEliminar
  2. Claro que si. Muy agradecida por tu apoyo incondicional.

    ResponderEliminar