miércoles, 20 de febrero de 2013

Un Diabético con estrés

El estrés nos altera las glucemias
El ritmo de vida que hoy llevamos  no se compara con unos años atrás. Además queremos realizar más actividades que antes, a pesar que tenemos más herramientas  tecnológicas para comunicarnos y ejecutar tareas más simplificadas, el tiempo “vale oro”.
En mis vivencias he pasado por muchos momentos que me producen estrés tanto por emoción como por presión. También influye mucho la personalidad que no me ayuda  jejeje.  Ya di un primer paso lo reconozco.
Quiero compartir con ustedes algunos momentos que me han producido cambios y he tenido que tomar medidas en mi tratamiento con la insulina. Recuerdo una situación de la salud de mi papá, estuvo hospitalizado y yo me encontraba embarazada. Sin embargo intenté colaborar con mis padres en la clínica, eso implicaba comer en la clínica en horario no habitual, a veces tener que merendar para evitar una hipoglucemia, caminaba mucho haciendo diligencias. Esto no permite que el tratamiento tenga el mismo efecto,  sumando la angustia. ¿Es controlable? De alguna forma si dándonos valor si tiene solución y saber que en algún momento pasará. Mientras tanto considero necesario hacer ajustes en el tratamiento, primero comunicarse con su médico tratante y pedir recomendaciones. Por mi parte siempre cargaba una merienda (galleta o fruta) y me acompañaba el glucómetro para realizar cálculos en las dosis de insulina.
Otro momento que recuerdo fue un viaje, que ninguno  llevó licencia de conducir y tuvimos que improvisar el viaje tipo mochileros (sin carro). Eso cambió todo lo planificado, tomamos un tren que tardo más de lo previsto para llegar al destino final y cuando llegamos al hotel no nos habían hecho la reservación y tuvimos que cambiar a otro. Aparte en ese país la alimentación no era muy balanceada y tuve que adaptarme (siempre llevaba encima una barra de granola o manzana). En el tren no me inyecté insulina, aparte tuvimos que caminar mucho y no era necesario colocarme las dosis y mis glucemias estuvieron controladas (nunca me despegaba de mi glucómetro). A veces pienso que estas situaciones pasan por algo y nos dan algún aprendizaje. Dentro de todo me favoreció, aunque les confieso que mi nivel de estrés fue superior.
La actitud frente a las situaciones de la vida es primordial. Como dijo Carlos Saúl Rodríguez, autor del conocido libro “No es cuestión de leche, es cuestión de actitud”, nuestro mejor amigo somos nosotros mismos.  Entonces si lloré, me enfurecí y angustié, lo importante es seguir y no olvidar que esto nos puede producir una hiperglucemia. Sin contar que estamos con otras personas que se afectan con nuestra actitud “negativa”. Saber vivir con diabetes es aprender a  manejar el estrés, vivir las complicaciones de la vida y luego convertirlas en experiencias como estoy ahora compartiéndolas con ustedes.
 Tips de manejo de emociones y estrés:
1.       Desarrolla una actitud tolerante
2.       Tómalo con calma
3.       No te preocupes ¡Ocúpate!
4.       Haz una cosa a la vez
5.       Ordena tu tiempo y tus prioridades
6.       Aliméntate bien
7.       Planifica tus actividades con tiempo
8.       Dormir más, vivir mejor
9.       Bebe agua
10.   Ejercítate


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario